Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Copal - Cooperativa Agrícola S.C.J. Coop. V.

"La energía de cada día"

Acceso Socios

Estás en:

Medio Ambiente

Medio Ambiente

LA COOPERATIVA Y EL MEDIO AMBIENTE

 

Uno de los objetivos prioritarios de la cooperativa S.C.J. Coop. V. de Algemesí es la mejora del hábitat y su biodiversidad.

Para cumplir este objetivo, se incluyen las prácticas de manejo integrado de plagas, así como el uso racional de productos fitosanitarios, sin perder de vista las áreas prioritarias de conservación.         

El ámbito geográfico de actuación de nuestra Cooperativa, lo conforman términos municipales incluidos en las zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos. Es por lo que a la hora de realizar los programas de fertilización, nos ajustamos a las órdenes de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación que van siendo publicadas.

De igual forma y con el fin de conservar la biodiversidad y evitar la contaminación, el servicio técnico de la cooperativa, periódicamente, instala una serie de trampas en diferentes puntos del término municipal para seguir la evolución de las plagas. Es también práctica habitual, la instalación de mosqueros tanto para el seguimiento de la Ceratitis capitata o mosca de las frutas, como para su captura masiva.

Dentro del programa de buenas prácticas agrícolas, se establecen medidas encaminadas a una reducción del impacto medioambiental, teniendo en cuenta las aportaciones de productos fitosanitarios y de una manera muy especial la de los fertilizantes, como hemos apuntado anteriormente.

Se realiza un estricto control para que el uso de fitosanitarios coincida únicamente con los legalmente autorizados e incluidos en el reglamento NATURANE para cada cultivo, siendo reflejado todo ello en las fichas de cultivo que para tal menester se facilita a los socios aportacionistas.

Los tratamientos fitosanitarios se realizarán durante un periodo determinado que estipula la cooperativa, en base al vuelo y conteo de las plagas.

Apoyados en análisis foliares, de suelo y de agua, conseguimos rebajar al máximo las dosis de abonado nitrogenado y nunca superar los límites máximos permitidos de acuerdo a la ORDEN de 12 de diciembre de 2008, resultado de la transposición de la Directiva europea 91/676/CEE.

En estos momentos, la Comunidad de Regantes de la Acequia Real del Júcar, comunidad que administra el agua de riego de nuestra influencia geográfica, esta procediendo a la trasformación del riego a manta y por turnos, por el de riego localizado con el fin de reducir el consumo de agua.

Tres áreas fundamentales son las protegidas en el término de Algemesí:

                       • El parque Natural de la Albufera

                      • La reserva o Llacuna del Samaruc

                      • La Chopera

 

El Ayuntamiento de Algemesí junto con la Administración de rango superior competente, elabora planes de trabajo para la mejora y conservación de dichos espacios naturales.

La zona integrada en el Parque Natural de la Albufera se dedica al cultivo del arroz estando totalmente prohibido su trasformación en otro cultivo o la realización de cualquier obra de ingeniería sin al supervisión de la dirección del Parque que tiene su sede en el Racó de l’Olla dentro del propio Parque.

El desarrollo del cultivo del arroz, se lleva a cabo, cumpliendo las normativas que de igual forma que lo apuntado anteriormente se viene estipulando para este cultivo en particular.

El Samaruc y el Fartet, son dos especies autóctonas en peligro de extinción, es por ello por lo que la Consellería de Medio Ambiente, en colaboración con el Ayuntamiento de Algemesí, procedieron en la década de los años 90, a la construcción de esta reserva o laguna para su reproducción y expansión por la zona. Integrada en el ecosistema de los arrozales, encontramos la reserva del Samaruc conocida como la  “Llacuna del samaruc” donde habita un pequeño pez del orden de los ciprinodontiformes prácticamente exclusivo de la Comunidad Valenciana. Por tanto, el Samaruc puede considerarse como una reliquia biogeográfica.

La grave situación de esta peculiar especie ha conducido a su inclusión en todos los listados internacionales de especies amenazadas. Ha sido clasificado por la Unión Internacional para Conservación de la Naturaleza como «en peligro» e incluido en el anejo II (especies estrictamente protegidas) del Convenio de Berna relativo a la conservación de la vida silvestre y el medio natural en Europa. Hay que destacar su inclusión en el anejo II de la Directiva de Hábitats de la Unión Europea, que obliga a establecer medidas especiales de conservación de su hábitat y a incluirlo en la Red Natura 2000, de espacios europeos protegidos.

Periódicamente, la Generalitat Valenciana, a través de la Consellería de Medio ambiente, viene realizando sueltas en esta laguna de individuos criados en el vivero que la Consellería tiene en el término municipal de Polinyá de Xúquer

En la margen izquierda del río Magro y en su confluencia con el Júcar se encuentra la chopera, una de las reservas de flora más importantes de las Comarcas de las Riberas, ubicada prácticamente en la confluencia de las dos, la Alta y la Baja, y actuando en la práctica como bisagra entre ellas, dicha reserva y como su nombre indica esta conformada por un bosque de ribera donde el Chopo es su protagonista principal.

La Cooperativa de Algemesí y todas personas que integran la Entidad, tiene en todas sus actuaciones muy presente la colaboración en la conservación de estas reservas. Si bien es cierto que todos tenemos la obligación de respetar y preservar el medio ambiente, no lo es menos que en estos casos hay que ser mucho más escrupulosos. Desde los servicios técnicos de la Cooperativa, todas las recomendaciones van encaminadas a dicho fin, sin olvidar la difusión entre los más jóvenes donde la educación medioambiental es fundamental para el futuro. La difusión en las escuelas y colegios, así como las visitas guiadas para concienciar del problema, son aspectos fundamentales a tener en cuenta.

ACCIONES DE ASESORAMIENTO SOBRE

MEDIDAS MEDIOAMBIENTALES.

 

Dentro de las “BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS”, al objeto de obtener una producción de calidad y estableciendo al mismo tiempo medidas encaminadas a una reducción del impacto medioambiental, uno de los aspectos más importantes es el de la fertilización.

El plan de abonado lo realizamos teniendo en cuenta los resultados de los análisis de suelo, hojas y agua, pero también considerando la edad de plantación, el tipo de riego y suelo, así como el examen visual del comportamiento del cultivo.

En cuanto al asesoramiento sobre medidas medioambientales se respetan los periodos de nidificación de aves, no realizando prácticas agrarias que pudieran perturbarlas durante los periodos de reproducción y cría.

También se asesora y se vigila sobre la prohibición de vertido a cauces públicos de productos fitosanitarios, derivados de la limpieza de envases o de la maquinaria de utilización de dichos productos, así como de la prohibición de abandonar en el campo los materiales residuales de la actividad agrícola tales como sacos, bolsas de plástico, envases, etc.

Se presta especial atención a la utilización de nitratos con el fin de proteger las aguas contra la contaminación producida por éstos.

No abonamos durante los meses de Noviembre a Febrero, para evitar contaminación por nitratos. Incorporamos al suelo materia orgánica utilizando los restos de poda de los cultivos.

Analizamos el agua de riego periódicamente, con el fin de cerciorarnos que seguimos sin tener nitratos en agua de riego, por si hubiera de reducir las dosis en el abonado.

También realizamos análisis foliares  por si hubiera que disminuir las dosis de abono mineral.

 

La utilización de productos fitosanitarios se ajusta a lo indicado expresamente en su etiqueta, utilizándose exclusivamente los autorizados por la normativa vigente y en concreto los especificados en la normativa de EurepGap.

 

Todo queda reflejado en las fichas de cultivo donde quedan anotados, además de todos los datos de las parcelas, el tipo de producto utilizado, dosis, cantidades, etc. Todo ello contribuirá a tener una trazabilidad del producto para su posterior comercialización.